Las mujeres, la competencia y la envidia

Porqué lo hacemos y cómo detenerlo. La competencia y la envidia profundizan nuestros sentimientos de disconformidad. Esto nos hace más inseguras, desconfiadas, resentidas y hasta agresivas. Si las mujeres en algún momento han de sanar necesitan buscar la manera de conciliar la verdad acerca de cómo han sido heridas por la competencia y la envidia y cómo ellas también han herido a otras mujeres.

Cuando comprendemos que cada quien tiene una manera de ser y nos aceptamos a nosotras mismas, la competencia se desvanece.

Los hombres compiten porque su naturaleza es hacerlo debido a que durante muchos años han protegido intereses materiales, las mujeres que vibran en masculino tienden a hacer lo mismo.

Cada una necesita poner de su parte. He aquí algunas verdades prácticas para empezar a romper el ciclo:

1. Valora tus ganancias y tus logros. Enfócate más en lo que ya has logrado en lugar de lo que no has logrado aun. Usa tus logros pasados como escalinatas hacia tus logros futuros.

2. Acepta a otras mujeres tal como son. Cada mujer es única y su historia personal impactará sus decisiones y acciones. Por lo tanto ella tiene sus propias ideas, su forma de hacer las cosas y su propio criterio. Aprende a respetar eso.

3. Acepta que hay y siempre habrán otras mujeres que te superan en muchos aspectos. Puede ser que tengan más talento, son más bonitas, son más amigables, más elocuentes… sea cual fuere el caso, deja de compararte con ellas. Lo que ellas tienen es de ellas. En su lugar, busca resaltar y mejorara tus propias fortalezas.

4. Evita hablar de otras mujeres en su ausencia. Si no puedes decírselo a la cara, probablemente no debes decirlo. Mantener una amistad siempre debe valer más que chismear o repetir palabras necias.

5. No seas hipócrita. Si sientes que fuiste herida, sé honesta. Busca una manera de confrontar personalmente a la mujer que te ofendió, haz una cita y habla con ella, llámala por teléfono, escríbele una carta. Dile exactamente cómo te sientes sin acusar ni reciminar. Después sé lo suficientemente mujer para perdonar, soltar y seguir adelante.

6. No incluyas a otros en tu guerra. Cualquiera que sea el asunto personal que tienes con otra mujer es entre tú y ella. No necesitas incluir un motín de mujeres para defenderte.

7. Enorgullécete de ti misma. No esperes que otros celebren tus logros. Es posible que nunca ocurra. Valídate a ti misma aprendiendo a celebrar cada ganancia. Te lo mereces.

8. Toma el tiempo para celebrar a otras mujeres, a pesar de todo.Las mujeres podemos reemplazar la competencia y la envidia con demostraciones genuinas de admiración por otras mujeres.

9. Respeta a todas las mujeres. Para obtener respeto, hay que dar respeto. Esta es también la manera de obtener respeto y amistad.

De: Norka Blackman-Richards
Traducción: Dinorah Blackman de Williams

Vía: Mujeres en Círculo

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s